martes, 27 de octubre de 2009

PROBANDO LOS SELÉUCIDAS

A medida que he seguido pintando y añadiendo nuevas unidades a mis macedonios he ido observando el resto de listas de ejércitos del periodo helenístico. Evidentemente todos los ejércitos de los sucesores tienen un corte parecido, herencia del ejército de Alejandro.

Aunque las unidades de piqueros siguen siendo fundamentales, algunos las reducen en cantidad y otros en calidad, y en casi todos se refuerzan las tropas auxiliares con la inclusión de tracios, ilirios, capadocios, thureophoroi…

La caballería mantiene las unidades de élite o de la guardia, como el Agema, como caballeros en cuña Kn(F), pero en muchos casos el resto pasa a ser Cv.
En estos momentos mis planes de expansión se dirigen a incrementar las tropas auxiliares y de caballería con el fin de tener la flexibilidad suficiente para poder jugar con unas cuantas variantes de ejércitos sucesores.

De forma inevitable el primero en el que me fijé fue el seléucida (2.19). Su lista es fiel reflejo de la longevidad de este imperio y las posibilidades son inmensas, pues casi en cualquier año elegido a la hora de confeccionar una lista, se disponen de muchas variantes a elegir.

Su característica principal es la abundancia de caballería pesada. Además de los generales montados, se pueden elegir hasta 4 unidades de caballeros en cuña Kn(F). Pero la columna vertebral es la caballería de línea. 12 unidades Cv(O) que se pueden sustituir por Kn(F) o Kn(X), a gusto del consumidor. Todo un abanico de posibilidades.

La caballería ligera queda bien representada pudiendo acumular hasta 9 unidades variadas entre tarentinos, escitas y camellos beduinos.
La infantería es relativamente flexible combinando las inevitables picas (de 7 a 36 bases) con tropas auxiliares tanto ordinarias como superiores (hasta 20 bases).
Finalmente con una suficiente fuerza de los inevitables psilois ordinarios y superiores, algunos pueden actuar como escolta de los elefantes.

El seléucida es un ejército exótico y como tal puede contar con una serie de unidades especiales y/o de terror, como Elefantes que pueden ser superiores, Carros falcados, Artillería y unas hordas como carne de xyston.

Una opción muy interesante es la de incluir una fuerza de gálatas, formada por 12 bases que pueden ser Wb(S) o, hasta la mitad, Cv(O).

Hacia el final del periodo de la lista, la calidad de algunas tropas disminuye y se pueden incluir a modo testimonial unos pocos Bd. (argyráspides imitación de legionarios).


Comprobé que con la que ya tenía pintado podía organizar una lista seleúcida sin tomarme apenas alguna licencia provisional en espera de las nuevas tropas que ya tengo preparadas para pintar, que son thureophoroi y caballería de línea.

Manos a la obra. Quedé con Ricardo que también está probando su nuevo ejército gálata (2.30), por lo tanto podríamos jugar una batalla entre rivales históricos.



En las fotos se pueden ver los gálatas de Ricardo. Es un ejército de Wb(S) y caballería que seguro van a dar mucho que hablar en los próximos meses, especialmente en manos del general Ricardo "El Comeniños".

Por mi parte me presenté con una lista con el mínimo de picas, cuantos auxiliares y psilois superiores pude reunir y la caballería de línea como Kn(F) a secas, o sea, NO en cuña. La curiosidad estaba en un pequeño mando central, formado por 4 carros falcados (Exp) construidos de forma provisional, un par de elefantes, algún Ps y su general. O sea, indesmotivable y que sólo se rompía al perder el general.

Fue una interesantísima batalla. Los carros falcados tuvieron un resultado desigual, los Kn cumplieron su trabajo y los Ps(S) demostraron que pueden matar Wb(S). Las picas, curiosamente sirvieron para atraer como moscas a los Wb del mando central de Ricardo que se estiró tanto que acabó rompiéndose. Sin embargo mi flanco derecho también sufría lo suyo ante las masas de guerreros.
Tras ver cómo un general enemigo escapaba por los pelos a la muerte, decidimos pactar un amistoso empate.









* * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * *
El segundo ensayo acabó en desastre.
Esta partida la jugué con Toni, que se puso al mando de un Asiatic early succesor (2.16), por lo que sería otra batalla muy verosímil.
El ejército de Toni me sorprendió por completo, pues permite muchas tropas inferiores que proporcionan una gran superioridad numérica.

Por mi parte hice pocos cambios. Me empeñé en volver a usar los carros falcados, esta vez sin el apoyo de elefantes, acompañados de psilois y LH.

Fue una lástima no haber usado el cuerpo de 12 Wb(S) que seguramente habría causado más dolor entre las picas. Pero tenía metido en la mollera volver a ver mis carros provisionales en acción.

Con una falange de argyráspides Pk(S), dos más de ordinarios y muchos Axiliares superiores, mi línea quedaba realmente pequeña ante las masas rivales. Para más INRI, desplegué tan mal como supe y confié demasiado en los carros, que fracasaron estrepitosamente contra las picas (nunca más). Es decir, mi línea estaba rota por el centro casi nada más empezar la batalla.

Todo este despropósito se redondeó con mis fatales movimientos con la caballería, que provocaron un primer combate en desventaja y que se encadenó con dos más. Total: tres Kn volatilizados en un suspiro y mi mando de choque al borde del desastre. La suerte de la batalla estaba escrita.

El resto no tuvo historia, cuando se rompió, la caballería combatió como no lo había hecho anteriormente, alargando inútilmente la agonía.
La infantería avanzó buscando el choque con el enemigo, que resultó frustrantemente igualado habida cuenta de que las picas rivales eran inferiores.

Aun queda mucho por aprender, seguiremos probando.



En esta imagen mi centro y mi derecha ya están a está a punto de ser arrollados.


El intento de flanqueo por mi izquierda no tenía futuro, ¡pero maldita la falta que le hacía!



Finalmente, la imagen clasica de las batallas de sucesores, picas vs picas.

3 comentarios:

Nameless dijo...

El Seléucida, sin duda, es de los ejércitos más completos.

Master Ibericus dijo...

Muy interesante, sí señor, y como siempre la mejor redacción.
Sigue así.

Ricardo dijo...

Es un buen ejército, solo hay que jugarlo bastante. Y creo que vas a dar dolores de cabeza a más de uno...

;)