domingo, 22 de noviembre de 2009

ACHTUNG-WARBAND!

El sábado pasado, se libraron un par de batallas en el RECS de Gavà.
Dos emparejamientos inéditos, por un lado Ricardo y Sergi y por otro, un duelo de tocayos, Carlos vs Carlos.

Carlos D. traía un ejército romano al estilo de Mario. Y yo seguí ensayando con mis seléucidas, esta vez organizando una lista muy tardía, del siglo I a.C, para librar una batalla perfectamente posible entre enemigos coetáneos, aunque el reino seléucida estaba por entonces a punto del colapso final.

Los seléucidas, resultaron invasores y se plantaron en las posiciones romanas con un ejército basado en un potente mando de infantería con las picas mínimas, thureophoroi y tracios de élite y 12 flamantes Warbands(S) gálatas que recibirían su bautismo de fuego.

En esta ocasión, sin elefantes ni carros falcados, la otra mitad del ejército eran dos mandos de caballeros, uno de Kn(X) y otro de Kn(F).




El ejército romano consular clásico, con dos legiones apoyadas por auxiliares y una potente fuerza de caballería y caballería ligera.




El terreno quedó dispuesto de una forma perfecta para que los romanos se protegiesen con él, flanqueado por colinas difíciles, y protegido en el centro por llanuras rocosas abruptas. Una carretera pavimentada en el flanco acabó por no servir de nada.

Una tónica de la batalla fue que ningún bando disfrutó de suerte a la hora de enviar órdenes a sus mandos, las tiradas de PIP fueron todas bajas casi sin excepción.

En esta ocasión, se ha encontrado un documento único, el informe que un desconocido agente imperial envió al rey Antioco XIII acerca del transcurso de la batalla.








“A mi Señor y Rey,

Debo informaros sin temor al oprobio ni a la cólera real, pues mi misión es deciros la verdad, mi señor.
Sin duda habéis recibido nuevas de la gran victoria obtenida por vuestro ejército en la región de Galacia.
Es mi deber comunicaros que la victoria no ha sido tan grande como vuestros generales quieren haceros creer. Y que tampoco se debió a las brillantes falanges de argiráspides, ni a vuestros apreciados catafractos.
Al contrario, los argiráspides no mancharon en sangre sus picas y los caballeros blindados maniobraron como ostras, incapaces de enfrentarse a la caballería ligera de Roma.

La ansiada victoria se pactó con gran alivio por vuestros generales y sin duda se debió al valor de los guerreros gálatas, que resistieron a pie firme el ataque de una legión romana y se lanzaron al ataque como demonios para descuartizar en apenas media hora 6 cohortes completas.
Tras ese golpe feroz los romanos quedaron desmotivados aunque su caballería ligera y algunos elefantes habían sembrado el temor entre nuestros afamados catafractos.

Las únicas unidades de caballería que demostraron su valor fueron los tarentinos y escitas, que envolvieron y atacaron a los elefantes romanos, aunque acabaron aplastados. Nuestra mejor oportunidad la tuvieron los caballeros capadocios que resistieron un ataque personal del comandante romano y después contracargaron ferozmente en una ocasión única para descabezar el ejército enemigo, pero aunque los capadocios obtuvieron el mejor de los resultados, fueron igualados en valor y fortuna por el general romano.

Con la caída de la tarde y los gálatas prestos a alcanzar el bagaje romano, los combates cesaron.

Vuestro ejército está intacto majestad, pero el ejército romano no está aniquilado, sino dispuesto para combatir otro día… no muy lejano.”






Roma avanza sin miedo. Y los catafractos deciden acercarse a sus vecinos.

La infantería, que representa el 50% del ejército seléucida avanza hacia la legión I.

En la carretera los psilois romanos avanzan, aunque durante el resto de la batalla, ni ellos ni mis arqueros cretenses serán capaces de ganar la creat de la colina por falta de órdenes.


Los legionarios salen del terreno abrupto y cargan a la infantería seléucida.








La línea se comba en el vaivén de los combates, pero los romanos han causado poco daño.




El contraataque de la warband gálata es terrible y en un instante se abre una enorme brecha en el centro de la legión .

Entretanto tarentinos y escitan fallan en el ataque al elefante.






Tras un combate deseperado entre el geernal romano y mis Kn(F), la situación en el flanco queda incierta, pero los gálatas se revuelven para derrotar nuevas cohortes.
Los mercenarios libio-fenicios lñogran su primera sangre y el resto de los gálatas sale disparado hacia el indefenso bagaje romano.
Fin de los combates.




____________________________________________________

Sergi y Ricardo se enfrentaron en la mesa contigua, en una reñida batalla.
Ricardo se apasiona con sus soldados.


El general indio de Sergi, dirigiendo sus carros a la batalla.


La soledad del mando



En fin, otra mañanita en el Recs de Gavà, con los dados rodando a la espera del próximo evento en las jornadas de Ayudar Jugando de Hostafrancs, donde simularemos la batalla de Raphia, pronto informaré de ello más detenidamente.



5 comentarios:

Nameless dijo...

¿Ahora me entiendes cuando ensalzo las wb?

Recuerda:

"Warband can flow or warband can crash, be warband my friend"

;OP

Ricardo dijo...

Porque este hombre no puso delante a sus Ps(S), que si no...

Ostras, acabo de ver la foto y parezco...¡Chiquito de la calzada!

;)

Nameless dijo...

JAJAJAJA

JOOOOORRRRRRR!

Erwin dijo...

Siii jaja,
tenía otra pero al elegir cul ponía estaba claro que tenñia que ser esta
no puedo no puedo!!! ese caballo que viene de bonaaaaaanza!

David Cantó dijo...

Ya vei que RECS camina firme hacia su glorioso futuro. Felicidades por la doble batalla. ;)