miércoles, 1 de abril de 2009

HISPANOS de Corvus Belli


MORENOS, BAJITOS Y CON MALA LECHE



La lista de mi ejército romano de Mario, permite gran cantidad de tropas auxiliares para complementar a la infantería legionaria, entre ellas están las tropas hispanas.

Aunque ya dispongo de griegos y tracios casi en cantidad suficiente no quería perder la oportunidad de incluir algunos hispanos en mi ejército, así que decidí comprar algunas bolsitas de Corvus Belli.



Así pude constituir dos unidades de caballería ordinaria, una de ligera y cuatro bases de infatería ligera.



Estos soldados íberos, tras servir muy bien como mercenarios al servicio de los cartagineses, se convirtieron en tropas de calidad al servicio de Roma, hasta el punto de que varias de las legiones de la época de Mario y de César se crearon en Hispania. La Península siempre sería un buen territorio de recluta para las legiones hasta el final del Imperio.




Para mis primeros hispanos, usé colores pardos y terrosos para pintarlos, buscando de alguna manera darles un tono "de secano".





5 comentarios:

David Cantó dijo...

Espectaculares. Simplemente espectaculares :O

Anónimo dijo...

Chulísimos. Como siempre. Pintas de fábula, oye.

Y por cierto, que estos íberos siempre los puedes emplear como mercenarios o aliados en múltiples ejércitos de la época, así que siempre se les puede sacar partido. Y los íberos / celtíberos en DBMM ya no son simplemente "tropas ligeras de calidad", sino que pueden repartir estopa.

:O

Ricardo

Erwin dijo...

Gracias compañeros,

efectivamente, estas tropas son ubicuas, realmente combatieron por muchas causas y muchos generales.

Son como los auxiliares tracios, griegos, arqueros cretenses, honderos, etc, mercenarios al mejor postor durante siglos, aparecen en multitud de listas.

Por eso tengo 200 puntos para mis romanos sin haber pintado ni un romano!!!!

Nameless dijo...

Muy bonitos, pero en la segunda foto hay un caballo que parece salido de la nuclear de Burns (de los Simpson). jejeje

Erwin dijo...

Pues sí, fue un intento (fallido) de lograr otra cosa, pero ahí está.