miércoles, 5 de noviembre de 2008

ENCUENTRO INESPERADO

Batalla librada el día 18 de octubre de 17 a 21. - en el local "El Informal" - club Tessen de Gavà.

Sirva además para contrarrestar cierta crítica al DBMM que leí hace poco tiempo en otro foro. Decía el crítico más o menos, que en DBMM cuando estaban los ejércitos en la mesa ya todo estaba determinado, pues todo lo que no hayas previsto en el plan y despliegue ya no podrás hacerlo.

Desde luego fue una batalla improvisada para mi, pues esa tarde esperaba enfrentarme a los prusianos de landmeister. Una hora antes supe que venía nuestro compañero Xavi con sus escoceses. De ahí, el título, "Encuentro inesperado".

Vista general de mi ejército antes del despliegue.


A Xavi lo conocía del Games Day, donde mediante un ataque nocturno plantó sus Wb ante mis adormiladas picas y las arrasó. (Ver "El Día de la Batalla").

Así pues me puse nervioso. Todo mi plan anti-prusianos al garete. Y estos escoceses tienen una combinación letal, pues aunque a sus picas puedo oponer las mías, la presencia de ese bloque de Wb de élite es muy peligroso y me obliga a disponer de toda mi tropa ligera que a su vez es frágil ante las picas.

Sin tiempo para más, usé una distribución clásica de tres mandos. Uno de infantería pesada, el segundo con los elefantes y los Ax y Ps superiores, más Ax(O) y LH(F) y tras ellos a esperar acontecimientos los compañeros del Rey (Kn(F) en cuña) y la LH.




El enemigo formó con un mando gigantesto de infantería ocupando todo el frente de batalla y dos mandos pequeños con la caballería, hacia a mi derecha.

Ellos movían primero.


El primer movimiento fue (no podía ser de otra forma siendo Xavi) sorprendente, la caballería escocesa se abrió en abanico, una parte para rodear mi derecha y es resto ¡cruzando su propio frente hacia mi izquierda!!!!!

Macedonia avanzó para intentar estrechar el espacio de maniobra y realizó un movimiento preventivo con la caballería. La foto es mala, pero necesaria para ilustrar esta fase:




El siguiente movimiento escocés aclaró sus intenciones: las Wb también se movieron en columna en dirección a mis piqueros, protegidas por una pantalla de LH y Cv.

Pretendía hacer lo mismo que la vez anterior pero a plena luz de día. ¡Qué descaro! ¡Qué brillante!




Busqué una solución drástica. Todo el mando de mi izquierda, la infantería pesada, dio media vuelta y disciplinadamente marchó hacia retaguardia. El objetivo era alejarlos del peligro y a la vez dejar el espacio para que mi caballería entrase por el hueco abierto para vérselas con los Wb y la caballería enemiga.

Esa era la segunda decisión importante, la de olvidar la amenaza de su caballería en mi flanco derecho: ¡A la porra el flanco, si quiere venir le espero! (creo que dije algo más soez).

Cumpliendo órdenes el grueso de mi caballería partió hacia el centro de la línea, aunque pensaba dejar alguna unidad de Kn y al general en una posición central para para dar mando al resto y actuar como reserva.



Como en la derecha mi mando ligero siguió avanzando obligó a actuar a la pantalla de LH escocesa, por lo que se produjo el primer enfrentamiento de la batalla:



Uno de mis elefantes hizo retroceder al enemigo pero el otro derrotó a su oponente dejando un hueco en la pantalla de LH. Fue entonces cuando a través del polvo vislumbré una unidad de Cv. Me pareció ver agitarse un estandarte e inocentemente pregunté a Xavi:

- Oye! ¿eso de ahí es un general?

Creo que oí el GLUPS! en su garganta.

La decisión estaba clara, el elefante avanzó barritando hacia el CinC escocés que decidió combatir...Y morir. Por desgracia el otro elefante fracasó y la LH hizo uso de su "quickill" y lo mató. He aquí la sangrienta escena:



Panorámica de la situación general de la batalla. El solitario elefante parecía condenado a ser rodeado y eliminado, pero resultó un hueso muy duro, acabó con otra caballería enemiga y como se verá pasó el resto de la batalla rodeado y enzarzado en un terrible duelo sin vencedores.





También se aprecia, que al olvidarme yo de la amenaza del flanco derecho, las Cv enemiga dieron media vuelta para regresar al centro de la batalla.

Vista de la caballería pesada, los "Compañeros", avanzando hacia el centro.




Para entonces mi caballería ya desplegaba en la izquierda, la infantería pesada se había vuelto a dar la vuelta y una falange avanzaba hacia el centro que con los elefantes muertos o avanzados, tenia un agujero enorme. La reserva de caballería con el general también avanzaba lentamente por el centro, observando como la caballería enemiga avanzaba sobre mi derecha. Además una parte de la caballería enemiga se desplazaba hacia mi izquierda. Desplegué hacía ellos a mis hoplitas mercenarios.



Por fin las picas (F) escocesas avanzaron y su caballería cayó en mi flanco izquierdo. Cometí allí un grave error al avanzar las dos unidades del extremo que estaban escalonadas, cuando las alineé con el resto fueron un bocado fácil, como puede verse en la foto. También se ve que la caballería escocesa de la izquierda ha desaparecido para rodear el TDificil. Y amenazar mi bagaje en retaguardia. Por ello encamino una falange de picas a protegerlo.




En esta fase de la batalla el combate es encarnizado, mi caballería y las picas han entrado en línea, el elefante sigue peleando. Por un pelo (un dado maldito) no gana sus combates. (después supe que en caso de ganarlo habría roto un mando de caballería enemiga).




Desgraciadamente, el tiempo se nos había echado encima y no podíamos culminar una batalla que estaba en el mejor momento.





En conjunto llevaba una pequeña ventaja, un mando enemigo desmotivado y apunto de ruptura, el otro de caballería, era también pequeño y creo que hubiera sufrido daños rápidamente ante mis Kn, pero la masa de infantería enemiga estaba aún casi intacta, aunque carecía de su general, un serio handicap. Por otra parte mi mando de infantería ligera estaba muy tocado y en una posición difícil ante las picas escocesas.

La batalla estaba aun por decidir. Pero disfruté muchísimo de ella y aprendí de la sabiduría de mi oponente Xavi y de nuestro árbitro y mentor David.

3 comentarios:

Nameless dijo...

¡Qué detalle! Seguramente, en otra vida, eras cronista...;OP En esas fotos retocadas con las flechas hay un gran trabajo de hormiguita.
Por cierto, tengo una visión de la batalla bastante parecida, pero éste domingo intentaré hacer una reflexión un tanto distinta en mi blog, pues la narración de la batalla creo que ya está perfectamente explicada.
Hablaré sobre los errores que creo que hicimos ambos. Porque de los errores se aprende como ya sabemos ;OP

David Cantó dijo...

En dos palabras: im-presionante :O

Este es el tipo de crónicas que "crean afición". Sigue así, Carlos. Esto tipo de testimonios en primera persona son sencillamente impagables.

Por cierto, dile al tipo del foro que mire tu crónica. Así aprenderá a valorar juegos a los que claramente NO ha jugado y, de paso, te haces propaganda. :D

Erwin dijo...

Pues ya tengo ganas de leer tu visión y de los errores, pues bien dices amigo, que de ellos se aprende.